Top Menú

¿Sueño o Realidad?, Tu Decides

¿Sueño o Realidad'¿Y que es lo que tengo que decidir entre Sueño o Realidad?, tal vez te preguntes. Pues fíjate en el texto de la foto de este artículo:

Nada sucede que no haya sido un sueño.

Si consideras tu vida como una película, ¿que guión sigues? ¿uno que has escrito tú o uno que han escrito para ti?. No te traiciones y respóndete con sinceridad: ¿Trabajar cinco días a la semana para otros, por dos días de “libertad”, es el guión que has escrito para tu vida?

Si no tienes el Sueño de escribir el guión de tu vida, entonces tendrás la Realidad de que otros lo escriban por ti.

 

 

Si lo que deseas es tener el control de tu vida, tener Libertad Financiera, decidir por ti mismo, entonces ese es Tu Sueño. Ya sé que queda más “serio” hablar de Objetivos en vez de Sueños, pero esto es debido a cómo nos educan: “Los niños tienen sueños, los adultos no”, “Hay que ser realista y tocar de pies a tierra”, “Soñar es de tontos”, “Siempre estás en las nubes”, etc.

¿Cuantas veces habrás oído estas frases?. Al final, después de oírlas cientos de veces, quedan en lo más profundo de nuestro subconsciente y ya no nos atrevemos a hablar de Sueños. Pero después podemos oír a diferentes personajes hablar de sueños en sus discursos, como el clásico “Tengo un sueño” de Martin Luther King. ¿Crees que Luther King se marcó un objetivo o tuvo un sueño?

También muchas veces, cuando escuchamos a diferentes Emprendedores de éxito hablar de sus proyectos, en algún momento hablan de que tuvieron un sueño.

Y ahí está nuestro subconsciente, “ayudándonos a ser realistas” y diciéndonos: “Claro, ellos hablan de sueños porque son personas especiales que tienen unas capacidades y habilidades que yo no tengo y por eso pueden permitirse soñar, pero yo tengo que ser realista y seguir el guión que alguien ha escrito para mí“.

Sueño y Realidad, uno detrás de otro

Si vas en serio en esto de ser Emprendedor, entonces deberás tener Tu Sueño. Pero esto no está en contradicción con la Realidad o con ser realista. Como bien sabes, los sueños no pagarán tus facturas, pero serán el motor que hará que te marques objetivos realistas y pases a la acción.

Como ya te expliqué en el artículo Éxito o Fracaso, ¿Puedo elegir?, tendrás que fracasar varias veces antes de conseguir el éxito. ¿Y que pasará cuando hayas fracasado varias veces, cuando no se hayan cumplido tus objetivos? Necesitarás algo que te motive a seguir adelante, a no abandonar, y eso será Tu Sueño.

Lee y medita sobre esta frase:

Vivir unos pocos años de tu vida como la mayoría de la gente no quiere, para poder vivir el resto de tu vida como la mayoría de la gente no puede.

¿Estás dispuesto a pagar el precio?

Si tienes Tu Sueño, te será más fácil “Vivir unos pocos años de tu vida como la mayoría de la gente no quiere” para poder “Vivir el resto de tu vida como la mayoría de la gente no puede“.

¿Te has fijado que en casi todos los anuncios de loterías y juegos de azar se habla de sueños?. Para muchos eso es lo que significa un sueño: que les toque la lotería. Y esos mismos son los que te dirán que seas realista. Ese es el sueño fácil y, como es tan fácil, es el que prácticamente nunca de alcanza, pero como no requiere ningún esfuerzo, es el sueño de millones de personas.

Te confieso que alguna vez gasto algo de dinero en loterías, incluso en mi presupuesto de YNAB (mi sistema de gestión de Finanzas Personales) tengo una partida  de 15 € al mes destinada a ello, pero también te diré que hace meses que no compro nada de loterías.

El Sueño del que hablo en este blog no es el de las loterías, es el sueño que necesitarás para “Vivir unos pocos años de tu vida como la mayoría de la gente no quiere“; los años necesarios antes de que tus proyectos empiecen a dar frutos.

Sueño y Realidad no son dos cosas incompatibles. Necesitas ambas, pero en el orden correcto.

Primero has de tener Tu Sueño y después, para hacerlo Realidad, has de ser realista, marcarte objetivos y establecer un plan de acción.

Recuerdo una conversación que tuve el año pasado con una persona a la que quería incorporar a mi grupo de “soñadores”. Me decía que necesitaba una “idea motivadora”, algo realista, y yo le estaba hablando del sueño de la Libertad Financiera, algo muy intangible. Además, igual que yo, era una persona que trabajaba como Empleado, con poco tiempo para convertirse en Emprendedor. Pero si le hubiese hablado de una “idea motivadora”, de un proyecto en concreto, ¿que pasaría si el proyecto fracasa?. Pues que posiblemente se reafirmaría en la idea que es mejor ser Empleado que Emprendedor.

Prefiero a las personas “soñadoras”, porque después de un fracaso se preguntan: “Y bien, ¿cuál es el siguiente proyecto?”.

Este fracaso de no convencer a esta persona, me dio la idea de este blog. La idea de compartir la travesía con los que navegamos por las mismas aguas y que tenemos los mismos sueños.

Y para acabar te dejo con el video “¿Te atreves a soñar?“. Te recomiendo que lo veas hasta el final cuando tengas un rato de tranquilidad.

¿Quieres compartir tus sueños conmigo?

 

Todavía sin comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes